Los dos errores más comunes a la hora de realizar una dieta.

Error 1. Te sometes a un programa nutricional excesivamente bajo en calorías.

Esto sin duda es uno de los errores más comunes que se cometen a la hora de querer perder peso. Por lo general solemos pensar que es lógico que mientras menos comida ingiramos bajaremos más rápido de peso, sin embargo como dicen por ahí “No porque suene lógico significa que es fisiológico” con esto quiero decir que no por consumir menos alimento tu bajarás más rápido de peso.
Nosotros tenemos un metabolismo base el cuál se denomina metabolismo basal, este metabolismo basal es básicamente la cantidad de calorías que cada cuerpo necesita para mantener sus funciones vitales, con esto quiero decir que el metabolismo basal es la carga calórica que tu cuerpo necesita consumir solo para mantenerse con vida, si te la pasarás 24 horas acostado solo respirando y sin moverte, este sería tu consumo basal, y si a esto le sumamos las actividades del día tendrías el consumo calórico total, es importante hablar de esto ya que dicho gasto metabólico por lo general nunca es menor de 1200 kcal en mujeres y muy rara vez es menor a 1800-2000 kcal en los hombres.
«es una receta segura para el desastre.»
Ahora someter a una mujer o a un hombre a una carga calórica menor a las anteriormente mencionadas, es una receta segura para el desastre. Lo que ocurrirá es que la persona bajará rápidamente de peso (suponiendo que aguante el hambre y no abandone la dieta) pero al bajar de peso, estará perdiendo masa muscular debido a la extremadamente baja cantidad calórica que se está ingiriendo, al pasar esto el metabolismo de la persona se verá mermado y llegaremos de manera ineludible al tan odiado “estancamiento” del cuál será muy difícil salir, ya que ahora el cuerpo será más eficiente con menos calorías, esto significa que ahora tendrás que comer menos si deseas seguir bajando de peso.
Recuerda que las dietas bajas en carbohidratos y/o en calorías podrían llevarnos a una disminución en el metabolismo, anomalías en el funcionamiento de la hormona tiroidea, actividad en el sistema simpático, anomalías en el sistema hormonal de la testosterona y los estrógenos y más. En otras palabras, si sigues una dieta baja en calorías y/o carbohidratos por mucho tiempo, puedes llevar a tu capacidad de perder grasa a un completo estancamiento, tu cuerpo es demasiado inteligente como para dejarte seguir una dieta que te llevará a la muerte, así que en un esfuerzo para mantenerte con vida, tu cuerpo se hará más eficiente y bajara tu gasto metabólico con la finalidad de que sigas vivo.

Solución:

Seguro que en estos momentos te estarás preguntando ¿entonces como me deshago de mi llantita? Como siempre le digo a cada uno de los clientes a quienes asesoro ya sea vía online o de manera presencial, si te tomo 5 años subir esos kilos, no quieras perderlos en 4 semanas. Para perder peso de manera segura y eficiente, es necesario una combinación precisa de un programa de alimentación, entrenamiento cardiovascular y de pesas, así como de suplementación para logar tu objetivo, todo esto debe ser diseñado por un profesional que sepa exactamente lo que está haciendo, como norma general un buen programa diseñado para la perdida de grasa corporal puede darte una pérdida de grasa de entre 500 y 750g de grasa a la semana, y sí estas entrenando como debe ser, ganar una generosa cantidad de masa muscular en el proceso que hará que no solo te veas más delgado o delgada sino que también te hará lucir más atractivo o atractiva. Así que no intentes hacer esto tu solo, o acudas con cualquiera que te promete resultados instantáneos, mejor acude con un profesional que te mantenga bien monitoreado y paso a paso te vaya guiando por el camino adecuado, te sorprenderás de lo que puedes llegar a ser capaz una vez que hayas tomado la disciplina como un estilo de vida.

Error 2. Te enfocas en perder kilos y no en perder grasa corporal.

Otro grave error es cuando las personas están felices solo cuando la báscula les dice cuantos kilogramos han perdido y no cual es su porcentaje de grasa. Este error es tan común ya que nos tiene enseñado que mientras menos pesemos es que estamos más saludables, y esto no siempre es la realidad. Debemos recordar que el tejido adiposo es la reserva energética del cuerpo por excelencia, es nuestra bodega, nuestro almacén de energía para emergencias y que lo que debemos hacer es solo tener la grasa esencial necesaria para dichas emergencias, mantener el estado de la salud hormonal a tope y darle al cuerpo las herramientas necesarias para algunas funciones enzimáticas fuera de eso no es necesario tener reservas de grasa como si fuésemos el centro de acopio adiposo. En mi carrera he podido hacer antropometrías a hombres y mujeres que lucían muy delgadas y que sin embargo presentaban valores de grasa demasiado elevados para el resto de sus valores antropométricos.
«¿Cómo logro ser una máquina de oxidar ácidos grasos?”
Lo recomendable es tener no solo tus valores de porcentaje de grasa dentro de los rangos saludables, sino también los niveles de masa magra. Una combinación bastante común diagnosticada dentro de mis clientes de nuevo ingreso casi siempre es la del exceso de grasa corporal con un déficit de masa muscular. Esto quiere decir que la persona aparentemente luce delgada, sin embargo carece de masa muscular suficiente para considerarla una persona saludable. Recuerden que el nombre del juego aquí es mantener el metabolismo acelerado de tal forma que nuestro cuerpo se convierta en una máquina de oxidar ácidos grasos y no en una para almacenarlos.
Es importante recordar que el tejido muscular es tejido activo, por lo consiguiente tejido que “quema” calorías, así que mientras más masa muscular tengas, más calorías utilizará tu cuerpo durante el día, es así de simple, si fueras un auto V4 utilizarías menos combustible que si fueras un auto V8, y tú debes tratar de siempre estar en los estándares de ese auto veloz y poderoso V8.
Sé que en estos momentos te debes estar haciendo la misma pregunta de hace rato ¿Cómo hago esto? ¿Cómo logro ser una máquina de oxidar ácidos grasos?”

Solución:

La solución es muy sencilla, para poder tener masa muscular que estimule al metabolismo es necesario que realices entrenamiento de fuerza, en donde el más común a realizar, son las pesas o ejercicios con máquinas de resistencia progresiva. Así que lo que debes hacer es realizar entrenamientos con pesas de 4 a 5 veces por semana por 50-70 minutos por vez en los rangos que permitan hipertrofia muscular.
De esta forma estarás estimulando a que tu cuerpo genere mayor masa muscular con la cuál tu cuerpo necesitará más energía en forma de alimento con la finalidad de mantener tu masa muscular, esto básicamente significa que mientras más masa muscular tengas, más alimento podrás consumir sin ganar grasa, y es más; ni siquiera más alimento podrías consumir, sino que más alimento debes consumir para mantener la masa muscular que ya tienes.
Con respecto a las pautas alimentarias a seguir para lograr todo lo anteriormente necesario, es importante prestar atención a todos los detalles para que al final tengamos un cuerpo atractivo y saludable y no uno flácido y con las defensas comprometidas.
No te saltes ninguna comida, recuerda que cada vez que te alimentas es una oportunidad de acelerar tu metabolismo.
Consume alimentos cada 3 horas, el número de ingestas se ve dictado por las horas que te mantengas despierto.
Y recuerda, acude a expertos que no solo lleven un monitoreo de tu programa, sino que realicen una antropometría periódica para ver tus ganancias. No todo se mira en el espejo.
Cuéntanos ¿Cómo ha sido tu proceso al realizar una dieta? ¿te han funcionado?.

Un comentario de “Los dos errores más comunes a la hora de realizar una dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *